Doctrinas de la Gracia

12 may. 2015

Calvinista: termino impopular e incomprendido


Sin duda alguna el mejor teólogo que nos muestra la biblia fue el apóstol Pablo.  Hay que aclarar, fue brillante en lo que tenía que ver con la exégesis del antiguo testamento, el cual existía como libro. Respecto al nuevo testamento, por obvias razones, no hubo interpretación de su parte, pues en su tiempo apenas se iniciaba el proceso de escritura y fue muchos años después que se consolidó como el conjunto de libros inspirados por Dios que conocemos. La contribución de Pablo a la comprensión del mensaje del nuevo pacto para las generaciones futuras, fue el de interpretar y proclamar mejor que nadie, las buenas nuevas dejadas por el mismo Jesús y plasmarlas en sus epístolas que constituyen el 70% del nuevo testamento.

Después de la era apostólica y a lo largo de toda la historia, han habido mucho teólogos interpretes de las sagradas escrituras,  que incluyen por supuesto, los escritos de Pablo. Y ha sido la pluralidad en la interpretación de las mismas, la que ha dado lugar a muchas y diferentes corrientes cristianas, y también de sectas y grupos heréticos, muchos de los cuales, en el peor de los casos, no se originaron por interpretarla sino mas bien por alterarla. Otras sectas agregaron escritos y tradiciones de hombres al mensaje original del evangelio.

Enfocándonos en los estudiosos de la biblia que consideramos de sana doctrina, nos identificamos ampliamente con la interpretación que Juan Calvino dio a las sagradas escrituras y la consideramos como una de las mas acertadas de las que conozcamos, entre todos los teólogos antiguos reformadores y actuales. A pesar de no compartir con Calvino algunas doctrinas menores.

Sin embargo hay un problema al considerarse Calvinista. Y este no viene de nosotros, sino de afuera. de otros que opinan que ser calvinista es idolatrar a Juan Calvino. Dicen también que no hay que rotularse con ningún nombre que represente un grupo y que solamente debemos llamarnos “cristianos”.

Se aclara que, No fue nunca la intención de Calvino liderar un movimiento con su nombre que se llevará los méritos y recibiera los honores. El don de la hermenéutica, y la acertada revelación de las sagradas escrituras, le fueron dadas por el Espíritu Santo, y fueron suficientes para que se le conociera y para que se diseminarán por toda Europa sus escritos y obras. 

El termino "Calvinismo" se empezó a usar por todos, partidarios y contradictores,en el ámbito cristiano del viejo continente, para identificar el pensamiento de Calvino, y la expresión "Calvinista", de igual manera, fue de uso general para distinguir a quienes se identificaban con sus postulados. 

El origen del escrito que comprende la esencia de su pensamiento, se remonta a tiempos posteriores a la muerte de Calvino y se dio a través de una respuesta que dieron los defensores de su exegética a un documento presentado por los seguidores de Jacobo Arminio (a esa fecha fallecido) a la corte holandesa como protesta ante el hecho de que las iglesias de Holanda, en común con la mayoría de las iglesias protestantes de Europa, habían adoptado las Confesiones de Fe de Bélgica y de Heidelberg, las cuales se apegan a las enseñanzas Reformadas (es decir, calvinistas), En este documento consignaron 5 puntos contrarios a los postulados de Calvino. Y la respuesta a este, dada por el Sínodo de Dort (1618-19), se constituyó en el documento central de la corriente interpretativa al cual se le conoce históricamente como “los 5 puntos del calvinismo”.

En la época de la reforma y durante varios siglos posteriores los términos "calvinismo" y "calvinista", gozaron de aceptación, credibilidad y una representativa popularidad. Y es que la época pos-reforma, la mayoría de los protestantes de Europa eran calvinistas.

Hoy día, en que ocurre lo contrario, que la mayoría de los protestantes son arminianos (aunque no sean conscientes de ello) y el calvinismo es minoría y además injustamente incomprendido e impopular, entonces se señala y se censura con facilidad a calvinistas.

En relación a si es equivocado o no rotularse, yo pregunto a todos los cristianos contradictores del calvinismo, porque no han tenido problema en los últimos 500 años con el hecho de que se les llame “protestantes” o “evangélicos”? Términos bien aceptados y que tienen su importancia para nosotros porque nos distingue de los de la iglesia romana (mal llamados católicos). Porque no pueden los que se identifican con la interpretación que hizo Juan Calvino de las escrituras, llamarse “calvinistas”, para distinguirse de los arminianos, neo-pentecostales, prosperidad, carismáticos, etc.?

CONCLUSIÓN:

En mi caso particular soy cristiano, profeso la Fe reformada, me identifico con gran parte de los postulados de Juan Calvino y no lo sigo o lo idolatro.


Cesar Ángel 12-may-15

Se permite el uso de este mensaje. Recuerde citar al autor y la pagina. Gracias 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot