Doctrinas de la Gracia

8 jun. 2015

Confesión positiva o palabra de fe

Es común escuchar a algún familiar, amigo, vecino o compañero de trabajo, al que se le conoce como cristiano, decir frases como estas: “yo decreto prosperidad financiera para…..”, “yo declaro sanidad para…..”, “declaro que ese automóvil será para mí”, etc. Ellos han aprendido este lenguaje en sus congregaciones en las que se predica el falso “evangelio de la prosperidad, en las cuales se han introducido practicas heréticas y apostatas como esta de declarar, decretar y reprender y a la cual se le conoce como “confesión positiva o palabra de fe”.
Los argumentos y procedimientos de esta práctica pertenecen a la Metafísica y su uso es propio de sectas y movimientos de la “nueva era”. Uno de las definiciones de la metafísica dice que es “parte de la filosofía que trata de la esencia del ser y la realidad, de sus manifestaciones, propiedades, principios y causas primeras”. Es una filosofía humana, que enfoca su atención hacia todo aquello que trasciende lo meramente físico y como cristianos sabemos que esto es explorar espacios de la materia y el universo cuyo manejo es exclusivo de Dios, tal como lo rezan las sagradas escrituras. Veamos: Levítico 19: 31 “No os volváis a los encantadores ni a los adivinos; no los consultéis, contaminándoos con ellos. Yo Jehová vuestro Dios.” 1 Timoteo 4: 1 “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;”


La mayoría de los precursores y gestores de la "confesión positiva", hacen parte de movimientos carismáticos y neo-pentecostales que trasmiten estas enseñanzas en sus congregaciones con el fin de darle a sus seguidores una herramienta, para emular mediocremente, los poderes del mismo Dios.
El “evangelio de la prosperidad” es una secta 100% humanista, entiéndase: por humanista “hombre como centro”. No confundir con el término “humanitaria” lo cual es una virtud o cualidad de un ser humano o una organización, que está relacionada con buenas obras, solidaridad, caridad, etc.
La filosofía humanista dentro de las iglesias coloca al hombre y sus deseos como el principal motivo del evangelio, de las escrituras y de la voluntad de Dios. Por lo tanto el creador se convierte en esclavo de los deseos del hombre. Y es así que no basta con motivar a sus seguidores y que se crean campeones o creaciones perfectas, hay que convertirlos en semidioses que tengan el poder de cambiar o conseguir las cosas con solo usar palabras salidas de su boca.
Los actos de ORAR, PEDIRLE A DIOS, ACEPTAR SU VOLUNTAD, ARRODILLARSE E IMPLORARLE AL SEÑOR, son reemplazados por los practicantes de este movimiento con frases en las que no necesitan de Dios, pues ellos mismos obtienen lo que desean: “yo declaro” sanidad total para ti, “yo decreto” que eso será mío, “yo reprendo” esas palabras o esa acción en mi contra, son algunos ejemplos de estas frases.
Es importante anotar que aquellos que utilizan estos métodos con fuerte convicción muchas veces consiguen resultados, pero no es a través de Dios que lo obtuvieron, pues el Señor aborrece y rechaza estas prácticas heréticas, sino que fue Satanás quien las concedió, pues es él, el principal promotor de esta falsa doctrina de la confesión positiva y es al diablo al que se le atribuyen los logros de la metafísica, a la que pertenece la actividad de conseguir las cosas con el poder de la palabra.


En su egocentrismo y alta-autoestima, el ser humano se realiza alcanzando poderes semejantes a los de Dios. Sin embargo le está trabajando al  Diablo, pues el objetivo de este es que sigan creyendo que Dios les concedió sus deseos y no abandonen este falso y equivocado movimiento.

ORIGEN  Y DESARROLLO HISTORICO

El creador de la “confesión positiva” fue Phineas Parkhurst Quimby (1802-1866). Para él, la enfermedad y el sufrimiento eran producto del pensamiento humano. Extendió entre sus seguidores, la idea de que a la persona le era posible modificar su realidad con el poder de la afirmación positiva, la cual da acceso a la fórmula de la fe y las leyes espirituales, y es así como las confesiones positivas activan el lado positivo de la fuerza y las confesiones negativas activan el lado negativo de la fuerza. Los 4 pasos en los que Quimby centraliza su doctrina son:
1.   DILO
2.   HAZLO
3.   RECIBELO
4.   CUENTALO

La fe en este procedimiento es una fuerza tan poderosa que empuja y obliga a Dios a otorgar, sin dejarle salida y es así como los deseos solicitados, principalmente bienes materiales y sanidades, se cristalizan en una “increíble realidad” para quien invoco los pasos.

Sin embargo es Essek William Kenyon (1867-1948), el considerado padre del moderno “movimiento de la fe”. Desde temprana edad tuvo contacto con el Nuevo Pensamiento de Phineas Quimby. Kenyon, al igual que Quimby, dio por sentado el  posible hecho de sanar de cualquier enfermedad con el poder de la mente humana. Para que sus procedimientos tuvieran credibilidad y aunque hubiese tenido buena intención, manipulaba, erróneamente por supuesto, pasajes  bíblicos que hablaban de prosperidad y de salud. Durante sus campañas evangelistas Kenyon animaba a los enfermos para que declararan sanidad en sus cuerpos enfermos, para que las promesas de Dios escritas en la Biblia se vieran cumplidas  con  rotundo éxito.
Kenyon, fue pastor en algunas iglesias, fundó y presidió por 25 años, un instituto de estudios bíblicos. Para el año de 1923 fundó la Iglesia Bautista Independiente Figueroa, en los Ángeles California. En 1931, en Seattle, dio comienzo a un programa radial llamado La Iglesia del Aire de Kenyon, lo que dio pie para la fundación de la Iglesia Bautista del  Nuevo Pacto. Para comienzos del Siglo Veinte, todo esto provocó un ferviente “avivamiento” y el erguimiento de muchas  iglesias pentecostalistas. 

Posteriormente Kenneth Hagin (1917-2003, predicador pentecostal, se basó en la filosofía de Kenyon para impulsar fuertemente el movimiento “palabra de fe”. Lo hizo como pastor en las Asambleas de Dios en Texas, también a través de seminarios, cassettes, libros y un programa radial. Finalmente fundó el instituto “Centro de entrenamiento bíblico rhema”.  Hagin se convirtió en  uno de los más destacados defensores de la “Confesión Positiva” en el mundo dentro de su denominación pentecostal.

Los pentecostales conservadores, de las mundialmente conocidas “Asambleas de Dios”, se opusieron en su momento, a las enseñanzas de Hagin y lo descalificaron como pentecostal.

Posteriormente el coreano Paul Yonggi Cho, Pastor y fundador de una de las mega-iglesias de la prosperidad, más destacadas del mundo, cuenta con una membresía de 800.000 personas. (Condenado en febrero de 2014 a 3 años de prisión por malversación de fondos en su iglesia),  logró permear a la mayoría de las “Asambleas de Dios” en el mundo y contaminarlas con esta falsa doctrina del “pensamiento positivo” y el falso “evangelio de la prosperidad”. Escribió a finales de los años 70’s un libro llamado “la cuarta dimensión”, que se constituyó en el manual por excelencia del “pensamiento positivo” y en el que en su página 40, se atrevió a escribir una monumental herejía: Entonces Dios habló a mi corazón: "Hijo, como la segunda dimensión incluye y controla la primera dimensión, y la tercera dimensión incluye y controla la segunda dimensión, por lo que la cuarta dimensión incluye y controla la tercera dimensión, la producción de una creación de orden y belleza . El espíritu es la cuarta dimensión. Cada ser humano es un ser espiritual, así como un ser físico. Tienen la cuarta dimensión, así como la tercera dimensión en sus corazones”.

Otros exponentes destacados del “falso evangelio de la prosperidad”, que tiene como una de sus doctrinas principales “la confesión positiva” han sido: Oral Roberts, fundador de la Universidad que lleva su nombre y su hijo Richard Roberts quien actualmente es el presidente de la misma Robert Tilton, pastor del Centro Familiar Palabra de Fe en Dallas Texas. Benson Idahosa en Nigeria con una denominación que reclama tener 6 millones de miembros. Al otro lado del mundo, en Brasil, está Edir Macedo con la Iglesia Universal del Reino de Dios, también conocida en México como Oración Fuerte al Espíritu Santo. Con 3 millones de fieles y presencia en más de 28 países esta enorme agrupación es dueña de 22 estaciones de radio, 16 de televisión y hasta de un partido político en su país de origen.

Se unen a esta lista de falsos profetas, los tele-evangelistas estadounidenses, quienes terminaron de difundir “la confesión positiva” en América latina, parte de Asia y África. Los más famosos:
  • * Paul Crouch, dueño de la mega-cadena de televisión TBN que posee más de trescientas repetidoras en todo el mundo y un monopolio sobre las comunicaciones religiosas que transmite 24 horas al día en los Estados Unidos;
  • * Benny Hinn pastor del Centro Cristiano de Orlando, Florida; famoso por sus libros La Unción y Buenos Días Espíritu Santo
  • * Kenneth y Gloria Copeland, tele-evantelistas neo-pentecostales carismáticos.
  • * Marilyn Hickey, tele-evangelista y sanadora.
  • * Frederick Price, tele-evangelista de la prosperidad.
  • * Morris Cerrullo, tele-evangelista de la prosperidad.
  • * Joel Osteen, pastor de la Iglesia Lakewood en Houston, Texas, considerada como una de las mega-iglesias en Estados Unidos.
  • * Charles Capps, tele-evangelista de la prosperidad.
  • * Jerry Savelle, tele-evangelista de la prosperidad.
  • * Jim y Tammy Baker, tele-evangelistas de fe y prosperidad.
  • * Pat Robertson, fundador y director de una cadena de televisión cristiana y del Club 700.
  • * Joyce Meyer y su ministerio Disfrutando cada día de vida.
  • * Creflo Dollar y su cadena de televisión para personas de color.
  • * Juanita Bynum y su ministerio.
  • * Rodney Howard-Browne, el llamado «Cantinero del Espíritu Santo».
  • * T. D. Jakes tele-evangelista de un ministerio a las personas de color.
  • * Robert H. Schuller, de la Catedral de Cristal.
  • * Pastores Paula y Randy White del ministerio Sin muros.
  • * James MacDonald del ministerio Camine en el mundo.
  • * James Eugene Ewing y las Iglesias de San Mateo.
  • * Richard Warren. Autor del libro herético “una vida con propósito”, best seller mundial.

Predicadores hispanos de la prosperidad y la confesión positiva:
  • * Marcos Witt, pastor hispano en la Iglesia Lakewood de Houston, Texas.
  • * Guillermo Maldonado.  Ministerio Internacional El Rey Jesús. Autodenominado “apóstol”. Miami, Florida
  • * Jonás González, heredero del canal “enlace”, filial de TBN.
  • * Dante Gebel, predicador en River Church, Miami, Florida.
  • * Rony Chávez. Autodenominado “apóstol”. Costa Rica.
  • * Ana Méndez. Falsa profeta. Miami, Florida.
  • * Dionny Báez. Falso profeta.
  • * César Castellanos Domínguez ex-político colombiano creador del movimiento herético G12. Cuenta hoy con la iglesia más grande en Colombia.  Ya para 1999 las células habían crecido hasta 20.000 y en las celebraciones se reunían regularmente unas 45.000 personas.  El número oficial de células citado por el Movimiento Carismático Internacional actualmente suma alrededor de 28.000.
  • * Cash Luna, predicador carismático guatemalteco.
  • * Ricardo Rodríguez, propietario de la iglesia cristiana más grande de Bogotá, conocida como “avivamiento” con capacidad para 30.000 personas, también cuenta con el canal de televisión ABN, que transmite a nivel mundial y en directo cada uno de los servicios religiosos que también son traducidos al inglés, francés y chino. 
Cesar Angel junio 7 de 2015

Se permite su reproducción. cite al autor y a la pagina. Gracias

Bibliografía:
“la confesión positiva” Francisco Correa Redondo
“La teología de la prosperidad y la confesión positiva” Dr. Javier Rivas Martínez
“El nuevo evangelio de la avaricia”. www.sectas.org

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot