Doctrinas de la Gracia

28 nov. 2015

La vestimenta de la mujer cristiana

Cuatro (4) principios bíblicos que debes considerar. 

Este artículo es un aporte al tema del atavío de la mujer cristiana. Sobre este se ha creado una discusión acalorada en muchos círculos evangélicos, discusión que muchas veces no se fundamenta en la Sagrada Escritura. Por eso, propongo estos cuatro (4) principios bíblicos que debes considerar sobre este asunto. Espero que sea para la edificación del cristiano lector. 

I.- La vestimenta de la mujer cristiana debe ser: EXCLUSIVA

"...No vestirá la mujer hábito de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es á Jehová tu Dios cualquiera que esto hace..." Deut 22:5

a. No debe vestir una hija de Dios "Hábito", "Traje" de hombre. La mujer debe vestir como mujer y el hombre como hombre.
b. Esto es una abominación a Dios. Aunque este mandato se encuentra en la Ley para judíos, no siendo una Ley ceremonial, sino una ley moral, y siendo Dios inmutable en su moralidad, este mandato se considera como un principio para toda mujer temerosa de Dios, ya que toda la Escritura es Inspirada por Dios y útil "1ra Timoteo 3:16"
¿Significa esto que una hermana no debe bajo ningún concepto usar una prenda distinta de la falda? No podemos llamar pecado a aquello que la Biblia no llama pecado. Es doloroso ver ese espíritu agrio en algunos círculos cristianos, o escuchar a algunos predicadores afirmar públicamente que si una hermana usa pantalón, está en estado de abominación a Dios. ¿Puede Dios abominar lo que ha salvado, limpiado y amado?
Es peligroso no tener una correcta exégesis de las Escrituras en este sentido, porque sacar de un solo texto una doctrina, y hacerla un dogma puede estorbar la obra de gracia de Dios en las vidas de muchas mujeres que aman a Dios, amargando su espíritu, o doblegando su voluntad por un mal concepto de amor a Dios.

Quiero explicar este versículo, y dejar algunas preguntas para que los lectores puedan razonar, y ver en dependencia de Dios algunas cosas de suma importancia.
"...No vestirá la mujer hábito de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; (...) No hay duda de que hay un expreso mandamiento de Dios a que las mujeres y hombres creyentes no usen hábitos del sexo opuesto. ¿Por qué? Sencillamente porque Dios quería dejar bien claro las diferencias entre hombres y mujeres, y porque la sodomía, o el homosexualismo hacían patente su depravación por medio de manifestaciones visibles de su pecado con la vestimenta, tanto como hoy los sodomitas visten la ropa del sexo opuesto. Si usted ve el espíritu de esta ley moral, encontrará mucho más que un simple mandato que debe ser obedecido irracionalmente y según el criterio privado de un hombre u organización.


Ahora bien, ¿Especifica este pasaje un tipo de ropa debe usar, o más bien principios a la hora de escoger el atavío? ¿Es la vestimenta la misma en todas partes del mundo? ¿Qué deben hacer por ejemplo los saudís que usan faldas como una vestimenta pudorosa y varonil, incluso más que la Occidental, al convertirse en cristianos, deben dejar de usar esta ropa y colocarse unos "blue-jeans"? Es una necedad imponer las opiniones de un hombre, sobre los principios Bíblicos.

Lo que este pasaje prohíbe es que un hombre o una mujer se vistan como su opuesto, y no dejen ver con claridad que son hombre y mujer. No es un secreto para nadie que en Medio Oriente, y en varias naciones bajo el sol, la vestimenta varía mucho de la nuestra. ¿Cómo entonces un predicador se atreve a ofender y acusar a una mujer que lleva un atavío distinto de la falda, de que tiene un corazón de ramera? No tiene sustento Bíblico, estos predicadores edifican sobre sus opiniones, pero no sobre la Palabra de Dios.


Lo mismo sucede con una mujer cuyo trabajo demanda cierto tipo de vestimenta. Doctoras, Enfermeras, Maestras, a todas ellas se les demanda muchas veces un uniforme. Mayormente un pantalón para damas que debería ser un poco holgado. ¿Está esta cristiana en abominación? Creo que quién enseña esto está torciendo la Escritura, y juega con fuego, porque un día dará cuenta a Dios de sus enseñanzas, y más, del daño causado a los que le escuchan.

He visto pantalones de damas que jamás un hombre se colocaría, ¿Por qué? Porque son hábitos de mujer. Allí está el principio. No existe una regla dogmática, sino un principio que debe ser observado con alegría y dependencia de Dios. Establecer que la falda es la única ropa que una mujer debe usar, es agregar a la Palabra de Dios, torcer las Escrituras, y fortalecer el fariseísmo que alimenta el ego de las hermanas que se jactan de espiritualidad por cosas exteriores, y no por la piedad. He visto faldas a su vez de hombres, que una mujer jamás usaría, esto en países de corte africano, árabe, e incluso europeo.


El cristianismo es "Católico" es decir, Universal. Mi enseñanza, no debe ser la enseñanza de los valores Occidentales, o denominacionales, sino de los principios de la Palabra de Dios. Algunos misioneros quieren convertir a personas en cristianos americanos, o cristianos británicos, sin considerar los aspectos culturales que no contradicen la Biblia, es triste porque esto es interpretado como una transculturización y una buena excusa de los gobiernos autoritarios para estorbar la obra de Dios.

"...porque abominación es á Jehová tu Dios cualquiera que esto hace..." ¿Por qué habla Dios de la abominación? Si usted se toma un rato para estudiar esta palabra, de seguro que entenderá que tiene más que ver con el homosexualismo, que con otra cosa. De manera que, no se refiere a un tipo de vestimenta establecida en una congregación cualquiera, como afirmando que el resto de las denominaciones que no sigue tal regla están bajo un estado de "Abominación" sino a la abominación que supone que una mujer vaya contra naturaleza vistiéndose como hombre, lo que implicaba "Lesbianismo", o un hombre vistiéndose como mujer, lo que implicaba "Homosexualismo". Es eso lo que Dios abomina, de otra manera, entonces Dios abomina a muchas de sus hijas, cosa que no es tal, pero es lo que el predicador farisaico siembra en la mente de hermanas que aman a Dios, para poder obrar conforme a sus reglas, y no conforme a la Palabra de Dios.


II.-La vestimenta de la mujer cristiana debe ser: 
ESMERADA

"...En todo tiempo sean blancos tus vestidos, y nunca falte ungüento sobre tu cabeza..." Ecle 9:8
a. La pulcritud ha de estar en la ropa de las mujeres que aman y temen a un Dios santo. Esto tiene implicaciones salubres y de estética. Una mujer cristiana limpia es un buen testimonio ante los detractores de la fe.
b. Y esto debe ser en todo tiempo. De manera tal que, pasa a ser un hábito. No hay nada de piadoso en una dama cristiana desaliñada.

III.-La vestimenta de una mujer cristiana debe ser: 
ESPECIAL

"...Asimismo también las mujeres, ataviándose en hábito honesto, con vergüenza y modestia; no con cabellos encrespados, u oro, o perlas, o vestidos costosos..." 1ra Tim 2:9

a. Con "Hábito Honesto", o "Ropa Decorosa" ¿Cómo es la ropa honesta? Si se fijan, no está este pasaje hablando de un tipo específico de ropa, sino más bien que características debe tener esa ropa. La decencia debería estar presente en la vestimenta de una hermana, use falda, o use pantalón de dama. Hemos visto muchas veces faldas indecorosas, y pantalones decentes, y viceversa. Lo que Dios demanda es que se cumpla el principio que subyace en la Palabra de Dios.

b. Es con "Vergüenza", o "Pudor", esto es decencia al vestir, respeto hacia las demás personas. La vestimenta de una cristiana debe cuidar de no ofender a los hermanos. Nunca la vestimenta de una mujer debería escandalizar a nadie. No debería llamar sobre manera la atención y las miradas de la gente. Una mujer puede respetar o irrespetar a un hombre según sea su vestimenta. El tipo de vestimenta que use debería ser decente. En un tribunal venezolano no dejan pasar a una abogada, o mujer que use ropa escotada, o faldas cortas, ¿No es interesante? Si esto es así en el sistema, ¿Cuánto más en medio del pueblo de Dios?

c. También con "Modestia", es decir, humildad, sin presumir lo que se tiene, sin lujos. Esto implica no con cabellos encrespados (Peinados ostentosos), u oro, o perlas, o vestidos costosos. Mucho tiene que ver esto con la actitud del corazón en una mujer cristiana. Nótese la actitud que, al perecer tenía una mujer cristiana que ostentaba peinados vistosos, y joyas. Esto no implica prohibición alguna del uso de algún adorno, salvo que el mismo fuera contrario al principio de honestidad, vergüenza y modestia. Si un peinado, un vestido, o un adorno no llenan estos requisitos, no debe ser usado por una dama cristiana que ame a Dios.

IV.-La vestimenta de la mujer cristiana debe ser: 
ESTIMADA

"...El adorno de las cuales no sea exterior con encrespamiento del cabello, y atavío de oro, ni en compostura de ropas; Sino el hombre del corazón que está encubierto, en incorruptible ornato de espíritu agradable y pacífico, lo cual es de grande estima delante de Dios. Porque así también se ataviaban en el tiempo antiguo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, siendo sujetas a sus maridos..." 1ra Ped 3:3 – 4

a. El énfasis de la vestimenta cristiana no debe ser lo exterior, pero esto no implica descuidar la presentación. No es de buen testimonio el que una cristiana, "Por amor a Dios" no se preocupe de su vestimenta, y arreglo. Muchas veces la severidad de algunas hermanas, enseñadas o manipuladas por severos hermanos, no bíblicos, sino severos, salen a la calle tan mal arregladas que el mundo ve un mal testimonio y rechaza de alguna forma, una manera "Supuesta-mente evangélica" de vida que es, en realidad una forma de vida ascética y legalista que dista mucho de ser la forma de vida evangélica bíblica. El cristianismo no es ascetismo, Dios quiere que sus hijas se arreglen ordenadamente.

b. El énfasis Bíblico, sin descuidar el atavío "Arreglo ordenado", debe ser interior. Como dije antes, el arreglo debe ser ordenado.

c. El mejor adorno es el eterno, el incorruptible ornato, el del corazón; donde ve Dios. Que hermosas las hermanas que tienen una hermosura que proviene de Dios. Esta hermosura no puede ser vista sino por medio de las buenas obras y un carácter conforme a las Escrituras, ¡Oh Dios danos hermanas así en nuestras iglesias!

d. Un espíritu agradable (Afable), amable. En un mundo donde reina la falta de respeto y la hostilidad, una mujer creyente afable, es como un oasis en medio del desierto y un testimonio vivo del Evangelio. Hermanas amables, hermanas que tienen de Dios Su Gracia salvadora.

e. Un espíritu pacífico (Apacible), tranquilo, sereno. ¿Ha visto usted a una mujer alborotadora, intranquila y molesta? Otra vestimenta que la mujer debe tener es la serenidad, y la tranquilidad. Una hermana serene como las aguas tranquilas de una laguna que con la gracia de Dios pueda dejar ver el carácter de Dios inmutable. ¿Puede ver a este tipo de mujer?, Estas son las que han nacido de nuevo.

f. Un atavío que es de gran estima para Dios. No se dice que Dios se agrada tanto de lo exterior, más si de lo que hay dentro en el corazón. Una mujer que agrada a Dios en su vestir externo, con "Decoro, Pudor y Modestia", y además, se adorna con el mejor adorno, la belleza espiritual, como lo es su carácter, una mujer agradable, amable, pacifica, serena; temerosa de Dios, viste como lo enseña la Biblia.

Mi oración es que las cristianas que aman a Dios y creen la Biblia, se vistan como Dios lo manda en Su Palabra, hoy día más, cuando vemos una América Latina saturada de explotación de la mujer por medio de la inmoralidad gráfica. La mujeres de Dios han de ser diferentes a estas naciones, una mujer temerosa de Dios, debe ser reconocida por su vestimenta exterior, y por la interior, con la verdad y la misericordia, quiera Dios dar abundante gracia a las hermanas para que Su Espíritu conceda el querer como el hacer por su buena voluntad.

Las citas tomadas de la Biblia, son de la versión Reina y Valera 1909.

© Por Fares Palacios. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.



4 comentarios:

  1. Dios les bendiga, gracias por aclarar muchas dudas que tenía respecto a este tema.

    ResponderBorrar
  2. creo que el abuso de esas leyes que imponen los hombres es mucho por eso como sacerdote del hogar uno debe instruir asu esposa correctamente para que no sienta la reporobacion de lis miembros legalistas

    ResponderBorrar
  3. Amén. El Espíritu Santo nos ilumine la Palabra para entenderla y obedecerla. Gracia Y paz

    ResponderBorrar

Post Top Ad

Your Ad Spot