Doctrinas de la Gracia

25 mar. 2019

Corrijamos nuestros hijos bíblicamente

Imagen relacionada

NO TE ATERRES NI TE OFENDAS, EL USO DE LA VARA ES BÍBLICO

La necedad está ligada en el corazón del muchacho; Mas la vara de la corrección la alejará de él. (Pr. 22:15)

No rehúses corregir al muchacho; Porque si lo castigas con vara, no morirá. Lo castigarás con vara, Y librarás su alma del Seol (Pr. 23:13-14)
La vara y la corrección dan sabiduría; Mas el muchacho consentido avergonzará a su madre. (Pr. 29:15)

AYUDA BÍBLICA
1.   ¿Por qué debo disciplinar a mi hijo? Pr. 22:6
2.   ¿Qué debe motivarme a disciplinar? Pr. 29:17
1.   Estado temporal del niño. Pr. 29:15
2.   Disciplina interna del niño. Pr. 20:30
3.   Estado eterno del niño. Pr. 23:1314

Como Disciplinar:
1.   Ame a su hijo antes de disciplinarlo.
2.   Nunca discipline cuando enojado (fuera de control). Espere. Cuando su corazón está bien, su mano estará bien.
3.   Dé disciplina y no abuso.
4.   Antes de corregirlo, asegúrese de que el niño sabe y está consciente de la falta que cometió.
5.   Igualmente asegúrese que el acto por el cual lo corregirá es realmente una falta merecedora de castigo.
6.   Corrija TODAS las faltas rebeldía y desobediencia. No confunda al niño en su aprendizaje del bien y el mal.

7.   En lo posible, discipline privadamente.

  •       En una habitación de la casa.
  •       No en la presencia de otros niños.
  •       Nunca discipline en público
8.   Discipline pronto después de la ofensa
9.   Tome su tiempo, no se apure. Hágalo responsablemente.
10.   Use la vara (paleta de madera). Solo en las nalgas y por no más de 3 veces.
11.   Ame a su hijo y perdónelo.
12.   Luego, mañana, olvide que ha tenido que disciplinarlo.
13.   No traiga a memoria otra vez lo que ha hecho, después que se ha arrepentido.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot